Llámame, muerto.

Se acabaron las Navidades, vinieron los Reyes Magos y lo tuve que matar. No es que se lo mereciera, pero lo venía pidiendo a gritos. Ya sabes, hay personas que son así. Yo soy mucho de matar, pero como no soy tonto y el asesinato implica un riesgo me contengo. En este caso no pude. El caso es que se presentó con cuatro botellas de vino muy buenas, un roscón de reyes de cuarenta euros y medio kilo de jamón de Guijuelo.

Eso lo venía haciendo año tras año. Se presentaba con una sonrisa arrebatadora, ayudaba en la cocina, empezaba a hablar y no dejabas de escucharlo hasta que salía por la puerta. Tenía la habilidad de joderte el día de Reyes, o el que fuera, sin poder dejar de creer que era el rey de las fiestas y una persona encantadora.

Realmente nunca me cayó bien, y al resto no les quedaba otra que reírle las gracias.Y cuando ya has abierto la cuarta botella de vino y descorchas el cava, todo te da lo mismo. De perdidos al río que dice el refrán, y aguantas hasta que la gente tiene a bien ponerse el abrigo y abrirse, sea en las condiciones que sea. A esas alturas los Reyes Magos ya estaban saltando por Panamá del Atlántico al Pacífico.

Pero esa vez se saltó los límites. No tuvo nada que ver la pandemia y que se negara a ponerse la mascarilla, ni que no respetara la distancia debida y nos hablara a cinco centímetros. Tampoco influyó el guantazo que le dio a su sobrino por hacer con la mano el gesto de silencio. Ni siquiera que al ir a mear manchara toda la taza y no limpiara. Eso era habitual.

El punto de inflexión fue el bacalao al pil pil. Cuando dijo que me había quedado insulso, poco menos que una mierda, le metí el cuchillo de la carne por la carótida. Entre todos limpiamos el desaguisado, lo troceamos y lo enterramos en un lugar que no diré. Al menos la semana santa será tranquila. Por las noches le digo: Ahora, si tienes huevos, llámame.

 

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This
¿Te Puedo Ayudar?