Obra gráfica

Recuerdo la cabeza de un gato. Yo no tendría más de siete años. Es el primer dibujo del que tengo consciencia.

 

Lo recuerdo porque al regresar mi padre del trabajo, lo vio, se lo quedó y el domingo, al salir de misa, se lo iba enseñando a todos los vecinos en el vermut obligado.

 

Luego se me fue la mano. Logré que me expulsaran del colegio a los doce años por unas caricaturas mal escondidas y seguí con mi maestro, que, afortunadamente, daba clases en los dos colegios y acababa de montar una academia de pintura.

Ver mi obra gráfica

Invertir en arte

Se adjunta CERTIFICADO DE AUTENTICIDAD firmado por el autor.

Mostrando 101–107 de 107 resultados

CONVIÉRTETE EN UN MECENAS

Pin It on Pinterest

Share This
¿Te Puedo Ayudar?