Guillermo Martín Urquizu

Parece que soy curioso, que dudo de todo, que me hago muchas preguntas y tengo cierto sesgo anarquista. Quizá por eso quise abarcarlo todo.

¡Hola, me alegra verte por aquí!

Soy Guillermo, escribo, pinto y dibujo.

Lo cierto es que no tengo ni idea. Lo poco que puedo adivinar es a través de mis allegados, que me llaman Guillermo, Guille, Guillem y una que me llama Robin, aunque cuando nací me pusieron José Guillermo, José por mi padre y mi abuelo y Guillermo por mi tío y mi bisabuelo. Afortunadamente solo me llaman así en mi pueblo, que es muy pequeño.

NARRATIVA CORTA

CUENTOS CORTOS PARA SOÑAR

Zona de confort

Zona de confort

Nadie entendió el suicidio de Armando. Ni su mujer, ni su hijo, ni, mucho menos, los compañeros. Pero el hecho es que, tal día como hoy, hace un año Armando Cobas se puso delante de las vías del tren justo cuando pasaba  la línea de Vilanova y la Geltrú. Lo...

Ceguera

Ceguera

La mano derecha no tan solo despreciaba a la mano izquierda, dudaba de su existencia a pesar de las evidencias. Los pies le decían: ¿Cómo puedes decir eso? Tan solo tienes que asomarte un poco y la verás; está ahí, al otro lado. La cabeza asentía, y le preguntaba a la...

El vigilante jurado

El vigilante jurado

Fabián reservaba los sábados para sus nietos. Hacia las diez de la mañana los iba a buscar a casa, los llevaba a correr aventuras y terminaban comiendo en casa del abuelo. Por eso Fabián hacía la compra los viernes por la mañana. Se conservaba muy bien para sus...

El duende de la dehesa

El duende de la dehesa

Ya eres adulto, le dijo Gran Tocón mirándole a los ojos, Hace una semana cumpliste los setenta años, luego, en estos días, has estudiado la geografía, las costumbres y la zoología de Portillano, Toda esta región será tu hogar hasta que dentro de trescientos años…Pero...

La Grima

La Grima

A esos hábitos y comportamientos irracionales que dan repelús Cuando Ella nació brotando del lagrimal de aquella chica que rebosaba felicidad al conocer que su hermano se había curado de una grave enfermedad, y la dejó resbalar por su mejilla, creyó que la vida de una...

Tapí Madeín

Tapí Madeín

De verdad, no me importaría acabar mis días aquí, mirando las fascinantes puestas de sol de la sabana y sintiendo el roce caliente y húmedo de los hocicos de gacelas, leones, cebras y guepardos, pero estoy seguro de que no será así, de que aún me queda mucho mundo por...

LIBROS PUBLICADOS

CONTRA TODO PRONÓSTICO

Mostrando todos los resultados 3

OBRA GRÁFICA

PINTURAS AL OLEO Y ACUARELAS

Mostrando 1–6 de 50 resultados

Pin It on Pinterest

Share This
¿Te Puedo Ayudar?