Guillermo Martín Urquizu

Parece que soy curioso, que dudo de todo, que me hago muchas preguntas y tengo cierto sesgo anarquista. Quizá por eso quise abarcarlo todo.

¡Hola, me alegra verte por aquí!

Soy Guillermo, escribo, pinto y dibujo.

Lo cierto es que no tengo ni idea. Lo poco que puedo adivinar es a través de mis allegados, que me llaman Guillermo, Guille, Guillem y una que me llama Robin, aunque cuando nací me pusieron José Guillermo, José por mi padre y mi abuelo y Guillermo por mi tío y mi bisabuelo. Afortunadamente solo me llaman así en mi pueblo, que es muy pequeño.

NARRATIVA CORTA

CUENTOS CORTOS PARA SOÑAR

Palabras

Palabras

Puede parecer que este inicio sea demasiado escatológico, ya que estoy sentado en la taza del váter, pero no. Estoy con mi libreta y mi lápiz, como muchos días, dibujando a mis pareidolias, todas esas personas y animales que viven en las superficies de las baldosas....

Maternidad

Lo que empezó como una anécdota curiosa pasó a convertirse en un escándalo de proporciones planetarias que ha acabado siendo un misterio que pone los pelos de punta a todos los habitantes de la Confederación, ya sean críos de mentes tiernas o congresistas bragados y...

36,5º Celsius

36,5º Celsius

Quizás fuera una noche de octubre o una tarde de abril, quizás un amanecer de agosto o puede que una mañana fría de enero, pues para ti todavía no hay norma, ni leyes, ni razón. Pues para ti no hay nada. Que de la nada vienes a este llanto primero, al seno que te...

Vidas rotas

Vidas rotas

  Abrazó a su oso de peluche con la mano izquierda y con  la derecha cogió con fuerza la mano protectora de su madre. ¡Verás – dijo la madre— cómo nos lo pasaremos de  bien en el parque!   Abrazó a su oso de peluche con la mano izquierda y con la derecha...

La paradoja de Abilane

La paradoja de Abilane

Un gran día. Aquellos chicos que habían compartido la adolescencia se reunían de nuevo cuarenta años después para pasar un día de campo en Rupit, un pueblo precioso de Cataluña, en un parque natural que en pleno otoño ofrecía su cara más bella. Llovía. Las miradas...

Planta

Planta

  Era el tercer mes del solsticio de invierno y la temperatura aún no templaba, al contrario, el frío se hundía en las ramas como alfileres, sin avisar. La sequía invernal tan solo era aliviada por abruptas lluvias torrenciales que arrastraban la tierra sin dejar...

LIBROS PUBLICADOS

CONTRA TODO PRONÓSTICO

Mostrando todos los resultados 3

OBRA GRÁFICA

PINTURAS AL OLEO Y ACUARELAS

Mostrando 1–6 de 56 resultados

Pin It on Pinterest

Share This
¿Te Puedo Ayudar?